Facebook Twitter Gplus YouTube E-mail RSS
Home hierro - aluminio Cómo quitar el óxido del hierro

Cómo quitar el óxido del hierro

 

Cualquier estructura fabricada en hierro (puerta, ventana, reja, cancela,…) con el paso del tiempo pierden su brillo y color de tal forma que se acaban oxidando o incluso rompiendo. En algunos casos y dependiendo de las condiciones atmosféricas de la zona, los tiempos de oxidación se pueden acortar. Sin embargo en unos pocos pasos podemos sacarle el brillo perdido y recuperarlas.

Existen varias soluciones para eliminar el óxido de las superficies metálicas. En nuestro caso vamos a usar una combinación de distintas técnicas y herramientas. Quitar el óxido del hierro es una tarea bastante simple que requiere sólo un poco de tiempo y esfuerzo.

Hemos creado otro artículo explicando otro método de como quitar el óxido del hierro, si quieres verlo pincha aquí.

 

 

Materiales

  • líquido desoxidante
  • minio

 

Herramientas

  • espátula
  • brocha
  • cepillo de alambre
  • lija grano grueso para hierro
  • guantes
  • gafas
  • recipiente
  • trapo viejo para limpiar
  • cepillo de barrer

 

Pasos a realizar

 

Nota: el líquido desoxidante es peligroso: es corrosivo e irritante. Por tanto, es my importante usar los equipos de protección individual necesarios para llevar a cabo nuestra labor. En este caso: gafas,y guantes.

 

 

1. Comenzamos eliminando las partes más castigadas del óxido con la ayuda de una espátula. Son trozos de metal que sobresalen del hierro y que al contacto se cae.

 

 

2.  Continuamos con la limpieza de las rejas con un cepillo de barrer para eliminar trozos de metal óxidado.

3.  Aplicamos el líquido desoxidante para quitar el óxido del hierro, dejando actuar los tiempos indicados por el fabricante del producto. En la mayoría de los casos suelen ser entre 5 a 10 minutos.

 

 

Nota: es importante seguir todos los pasos e indicaciones sugeridas por el fabricante del productos para no tener problemas y obtener los mejores resultados.

 

4.  Eliminamos el producto de las rejas con la ayuda de agua y un trapo.

 

 

 

5. Para una mejor limpieza del hierro, usamos un cepillo de alambres. Lo aplicaremos a las zonas más afectadas por el óxido.

 

 

 

6.  Limpiamos bien todo con un cepillo de barrer, para luego pasar un trapo humedecido.

 

7.  Por último, procedemos a pintar con minio las rejas y trabajo terminado.

 

 

En caso que quieras explicarnos tú forma de hacerlo o que tengas alguna duda, sugerencia… no dudes en comentar.

 

Si te ha gustado, compártelo

 
Etiquetas:, ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Email
Print