5 pasos para medir e instalar una mosquitera corredera

0
72

Vivir en el campo o en hogares con estancias exteriores es un placer para el día a día, sobre todo cuando hace buen tiempo. Tener las ventanas abiertas para que corra el aire, que siempre fluya un ambiente natural… Pero es cierto también que, en ciertas épocas del año, la presencia de determinados insectos como los mosquitos puede provocar molestias incluso dentro de la propia vivienda.

¿Qué solución existe para ello? Simple, fácil y sencilla: una mosquitera. Se trata de un elemento fácil de conseguir y de extrema utilidad para evitar que los insectos entren en las estancias de los hogares. En este sentido, lo más recomendable por su funcionalidad es contar con una mosquitera para puerta corredera. Para ello cabe destacar el servicio de Mosquiteras24h.com, una empresa de contrastada experiencia y calidad que fabrica mosquiteras a la medida de cada cliente.

Ya sea para ventanales grandes, para ventanas más pequeñas, o incluso para puertas correderas de jardín… El equipo de profesionales de Mosquiteras24h.com elabora mosquiteras de primera calidad en 24 horas según las medidas necesarias y las enviará a la dirección del cliente. La instalación será sumamente sencilla, pero para que la mosquitera funcione correctamente se deben seguir los siguientes pasos.

  1. Comprobar si es posible instalar la mosquitera

Para empezar, antes de plantear y realizar todo el trabajo en vano, debemos comprobar si es posible instalar una mosquitera corredera en la ventana que deseamos. ¿Cómo saberlo? La ventana en cuestión tiene que ser de hojas correderas y, además, entre la hoja interior y el canto de la propia ventana debe haber espacio para introducir una moneda común, con una de5 céntimos puede bastar

Si la moneda cabe, entonces podemos seguir adelante con el proceso. Este primer paso es de vital importancia puesto que será el que nos indique si realmente la opción de colocar una mosquitera corredera es factible para, después, empezar con todo el trabajo posterior.

  1. Medir el ancho y el alto

El segundo paso para conseguir un buen resultado final será medir el ancho, pero no nos referimos al ancho de toda la ventana, sino al de una de las hojas, puesto que el objetivo es conseguir una mosquitera corredera. Una vez tengamos la medida del ancho, tocará obtener los centímetros de alto. 

Para ello, mediremos tres partes: los dos laterales y el centro, y nos quedaremos con la medida más pequeña, siempre que se haga de un extremo a otro y nunca desde el interior. ¿Y por qué la más pequeña? Porque el objetivo es que haya el mayor margen posible para el deslizamiento durante todo el recorrido. Además, las medidas las deberemos anotar en milímetros para, posteriormente, conseguir una precisión mayor a la hora de elaborar la mosquitera deseada.

  1. Buscar la mosquitera deseada

Una vez hemos comprobado que se puede instalar la mosquitera y tenemos todas las medidas necesarias, toca buscar el modelo y color que mejor se adapte a nuestros deseos. En este sentido, el siguiente paso del proceso será entrar en Mosquiteras24h.com. En la web deberemos introducir las medidas que tenemos apuntadas y elegir el color que más nos guste. 

En este punto es importante tomarse el tiempo que sea necesario. ¿Por qué? Porque existen diferentes posibilidades a valorar para que la mosquitera corredera siga la línea estética tanto de la ventana donde se va a colocar, como de la estancia en la que se encontrará.

  1. Encajar la mosquitera en el filo del perfil superior

Cuando tengamos la mosquitera en nuestro poder, será el momento de instalarla. Se trata de un proceso sencillo que requerirá poco tiempo. El primer movimiento será encajar la mosquitera en el filo del perfil superior de la ventana para comprobar que se introduce sin problemas. Después, la dejaremos caer para que las ruedas encajen en la parte inferior y tomen la posición correcta.

  1. Comprobar que funciona correctamente

Y llegamos al último paso, que es el de la comprobación. Se trata de, una vez instalada la mosquitera corredera, moverla de un lado a otro suavemente, y combinar esos movimientos con el de las hojas de la ventana. De esta forma será posible detectar fricciones o, si todo está bien, comprobar que funciona con normalidad. A partir de aquí, solo queda disfrutar de la nueva mosquitera y de la comodidad de tener una estancia libre de esos pequeños insectos que pueden causar molestias.

 

Compartir
Artículo anteriorTuneando mi premio Youtube de 100.000 suscriptores
Artículo siguienteCómo tapar grietas en paredes y madera
Me gusta reparar y fabricar todo tipo de cosas con distintos tipos de materiales. Tengo muchos proyectos de carpintería en madera, hierro y aluminio, además de proyectos en electricidad, electrónica, fontanería.... Mi idea es inspirar y demostrar que se pueden llegar a hacer y reparar casi de todo. Y siempre que puedo, reciclo materiales para conseguirlo.

Dejar respuesta

Responsable: Domingo Lorenzo Santana Finalidad: Gestionar los comentarios del blog Legitimación: Consentimiento del destinatario Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en el aviso legal.

Please enter your comment!
Please enter your name here

Acepto la política de privacidad

Responsable: Domingo Lorenzo Santana Finalidad: Gestionar los comentarios del blog Legitimación: Consentimiento del destinatario Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en el aviso legal. *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.