Cinco consejos para aumentar la luz de una habitación fácilmente

0
26

La luz es algo importantísimo en el hogar. No hace falta ser un especialista en decoración o interiores para saber que no hay nada como tener una habitación bien iluminada, que permita ver las cosas con claridad y que, al mismo tiempo, sea capaz de transmitir cierta sensación de amplitud.

Es algo que se puede lograr incluso en los cuartos más oscuros, sabiendo manejar los elementos adecuados y, además, teniendo un poco de maña. Estamos aquí precisamente por eso, porque te vamos a dar varios consejos con los que dar más luz a cualquier habitación

Incrementa la iluminación de cualquier cuarto con estos consejos

Conseguir que un cuarto brille mucho más, que tenga más luz, no tiene por qué ser una tarea difícil. Aquí sabemos que eres un poco manitas, así que te va a resultar todavía más fácil. ¿Cómo? Con las recomendaciones que te traemos.

Vamos a ayudarte a saber cómo aumentar la iluminación de cualquier habitación aplicando unas técnicas de lo más sencillas, pero también de lo más efectivas. Presta atención, toma nota y prepara también tus herramientas por si acaso. Tenemos mucho que contarte.

Pinta con colores claros

Lo primero que tienes que hacer es usar colores que realmente logren reflejar luz. Para eso, huelga decir que el camino más adecuado es usar tonos claros. Nuestra principal recomendación en este sentido es que te lances directamente a por la pintura de color blanco. Es la forma más eficaz de dar luz a cualquier lugar.

Si lo prefieres, siempre puedes optar por variantes claras de otros colores. Optar por algún tono crema también es buena idea, siempre y cuando su color se vaya acercando a ese blanco tan aconsejable. Coge un buen rodillo, compra varias latas y ponte manos a la obra. Lo notaréis muchísimo.

Usa muebles con iluminación

Puede parecer una broma, pero ya hay sofás y estanterías que cuentan con unos sistemas de iluminación de lo más interesantes. Lo cierto es que el mobiliario influye muchísimo en esto de la luz, sobre todo porque la permite pasar en mayor o menor medida. Si lo combinas con el uso de sistemas de luz propios, el resultado es excepcional.

Es algo que además te permite incluso jugar con los colores si quieres cambiar la ambientación del cuarto. Las opciones son casi infinitas porque, aquí puedes comprar un espejo LED, pero también puedes mirar sillas, repisas, armarios y toda clase de muebles con luces. Y si no, siempre cabe la opción de que pongas las luces en el mobiliario que tienes de forma casera. Solo necesitas comprar tiras de luces y ponerte a ello.

Luces LED, siempre

Si algo ha demostrado la iluminación es que la tecnología que gira en torno a ella no para de evolucionar. En los últimos años, las luces LED han ido ganando terreno poco a poco, pero con total firmeza. Tanto es así que, a día de hoy, son lo que más se utiliza en todas partes. Lo entendemos, y lo defendemos, de hecho, te aconsejamos que cambies todas las luces por LED.

¿Por qué? Porque consumen menos y brillan más, porque sus blancos son más limpios y porque, si quieres jugar un poco con colores, las hay que permiten cambiar la luz de color a tu antojo. Dan resultados más destacables y cada vez son más baratas.

Cambia marcos y puertas si es necesario

Hemos hablado del mobiliario y de la pintura, incluso de las luces; pero nos hemos dejado atrás otro elemento que consideramos bastante importante. Las puertas y los marcos de las habitaciones influyen mucho en su luz. Para empezar, pueden ser lo que permita dar más o menos paso a esta desde otros lugares; para terminar, tanto su forma como su color influyen en la iluminación que tenga la habitación.

Te aconsejamos cambiar los que tengas por otros con dimensiones mínimas y sencillos diseños. Líneas simples y colores claros juegan a favor a la hora de iluminar más cualquier sala. Tenlo más que claro.

Despeja

El último consejo que vamos a darte va a requerir que te sientes a pensar un rato y, después, saques bastante fuerza. Tienes que despejar la habitación para que dé más sensación de luz, para que los colores de las paredes hagan su efecto más eficazmente y para que, sea luz natural o artificial, el efecto de la iluminación sea mayor. ¿Qué implica esto? Sacar muebles que no hagan falta, cambiar aquellos que sean demasiado grandes y, sobre todo, tirar cosas.

Redistribuye y despeja, deja más espacios y asegúrate de que nada tape las fuentes de luz. Recuerda, además, lo que te he dicho de los muebles con luces incluidas, o de ponérselas tú mismo. Todo suma.

Si te fijas, realmente son cosas que se pueden hacer fácilmente, aunque requieren cierto tiempo y paciencia. No es necesario hacer una gran inversión económica para conseguir esta ganar en luz, pero, si te la puedes permitir, te recomendamos que la hagas también.

 

Compartir
Artículo anterior¿Cuáles son los principales servicios que ofrece un cerrajero?
Artículo siguienteImportancia de la domótica para el hogar
Me gusta reparar y fabricar todo tipo de cosas con distintos tipos de materiales. Tengo muchos proyectos de carpintería en madera, hierro y aluminio, además de proyectos en electricidad, electrónica, fontanería.... Mi idea es inspirar y demostrar que se pueden llegar a hacer y reparar casi de todo. Y siempre que puedo, reciclo materiales para conseguirlo.

Dejar respuesta

Responsable: Domingo Lorenzo Santana Finalidad: Gestionar los comentarios del blog Legitimación: Consentimiento del destinatario Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en el aviso legal.

Please enter your comment!
Please enter your name here

Acepto la política de privacidad

Responsable: Domingo Lorenzo Santana Finalidad: Gestionar los comentarios del blog Legitimación: Consentimiento del destinatario Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en el aviso legal. *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.