Cómo montar rápidamente las patas de una mesa de escritorio

0
8
mesa con patas

No es solo una moda o una tendencia, el DIY (Do it yourself), se ha convertido en poco tiempo en una forma de entender el mundo. La satisfacción de hacer algo por uno mismo, recuperar algo que se creía anticuado, obsoleto o roto no tiene precio. De hecho, es un sistema estupendo para ahorrar dinero. Con las tablas de madera se pueden hacer estupendas mesas de escritorio, de las patas para esa mesa es de lo que tratará este artículo.

El mercado ofrece una enorme cantidad de diseños de patas, materiales, texturas, colores… tantos que es muy difícil decantarse por unas en concreto. Para llevar a cabo la elección correcta sobre las patas de escritorio, hay que tener presente una serie de consideraciones muy sencillas. Primero no enfrentar colores, segundo, el metal o los cromados siempre con el cristal y con las maderas claras, las patas blancas con maderas más claras y las patas negras con las maderas más oscuras. Teniendo unos pequeños consejos de encajes presentes, sería interesante saber cómo montar unas patas para tu escritorio para llevar a cabo esa tarea a la que nos enfrentaremos tarde o temprano.

Conociendo paso a paso la colocación de las patasde una mesa de escritorio, podremos realizar este trabajo con plena autonomía y rápida ejecución, consiguiendo no dar de lado los pequeños detalles y acabados. Además, siempre es de agradecer la satisfacción que se recibe al realizar una actividad manual y que esta sea sólida y tenga buen aspecto.

Qué tener en cuenta antes del montaje

Como ya se ha indicado en la entradilla a este artículo, es muy importante conocer los modelos, los diseños de las patas que se van a utilizar. En ellos se apreciará dónde insertar los tornillos o el tipo de agarre que tienen, además de tener en consideración la propia altura, que estén todas equilibradas.

Las patas marco Holzbrink son de las más populares del mercado, las que más demanda y utilidad tienen para las mesas de escritorio. Sus características son la variedad de tamaños (50×72, 60×72, 70×70, 80×72 y 90×72 cm), un diseño elegante que transmite tranquilidad, seriedad y elegancia, además de estar elaboradas a partir de materiales de primera calidad.

En el presente artículo se hablará de la forma de instalación de las patas tipo Emuca, por ser de las más habituales. Por supuesto, antes de iniciar todo el proceso, habrá que asegurarse de tener todas las herramientas y tornillería necesarias y apropiadas para el trabajo. En este sentido, se deberá tener un destornillador (de pala o estrella, según la cabeza de los tornillos elegidos), o un destornillador eléctrico, que funcione a batería y que suele ahorrar buena parte del esfuerzo de atornillar las piezas, además de hacerlo bastante más rápido.

También serán necesario los inevitables tornillos para hacer de unión entre la pata y la mesa. Como norma general, nos valdrán los clásicos tornillos rosca madera de 4X16. El instrumental se completará con un metro, un lápiz, dos caballetes, el tablero o mesa y el kit de las patas elegidas.

Primer paso en la colocación de las patas para un escritorio

Lo primero que hay que hacer es comprobar que el kit de las patas para mesas de escritorio está completo, y sus medidas son las deseadas (4 patas de 60 mm), más las cuatro pletinas correspondientes. En relación a las pletinas, cabe recordar que cuanto más grande sean, mayor estabilidad proporcionarán. Por último, hay que calcular qué tornillo rosca madera será el apropiado, debe ser aquel cuya medida no supere el grosor de la tabla más la pletina.

Segundo paso

Se cogerá la tabla utilizada como mesa y se colocará para que se pueda trabajar con la cara que quedará oculta. Se dispondrá sobre los caballetes, de este modo, se trabajará más cómodamente que si estuviese directamente sobre el suelo. La parte plana de la pletina se coloca cara al tablero y la parte convexa hacia arriba.

Tercer paso

Se medirá con el metro una distancia de cada esquina de 6 cm aproximadamente y se marcará con el lápiz. Está será la distancia donde se colocará la pletina. Con las cuatro esquinas marcadas, se sobrepondrán sobre cada una de ellas la pletina y se atornillará con los tornillos, que previamente se habrán medidos para que no sobresalgan por la otra parte de la mesa, pero sin quedarse cortos y que no agarren bien.

Cuarto paso

Una vez estén las pletinas atornilladas se les enroscarán las patas hasta que queden bien fijas, ejerciendo algo de presión al final de la rosca. Es aconsejable colocar en las puntas de las patas, en la parte que está en contacto con el suelo, alguna tira de fieltro para que no arañe el suelo cuando la mesa sea arrastrada.

Quinto paso

Por último, hay que comprobar si la mesa quedó equilibrada y no cojea. Se le dará la vuelta y se depositará en el suelo con cuidado. En el caso de que cojee, solo hay que regular la altura de la pata que falla mediante el uso de su regulador. Si ha quedado baja o alta, habrá que acceder a los cuatro reguladores y colocarla a la altura deseada.

 

Dejar respuesta

Responsable: Domingo Lorenzo Santana Finalidad: Gestionar los comentarios del blog Legitimación: Consentimiento del destinatario Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en el aviso legal.

Please enter your comment!
Please enter your name here

Acepto la política de privacidad

Responsable: Domingo Lorenzo Santana Finalidad: Gestionar los comentarios del blog Legitimación: Consentimiento del destinatario Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en el aviso legal. *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.