Cómo sustituir unas bisagras de cocina

1
255
Cómo sustituir unas bisagras de cocina

 

Las bisagras con el paso del tiempo se estropean, se oxidan, hacen ruidos,… cuando llega esté momento sólo existe una solución: sustituir las bisagras por unas nuevas.

Para sustituir unas bisagras de cocina sólo hay que tener un poco de tiempo, algunas herramientas básicas y ganas de realizar la tarea. El proceso es sumamente sencillo.  Debemos comenzar por elegir el mismo tipo de bisagra que estén instaladas para no tener que realizar nuevos agüjeros, además de asegurarnos de no tener problemas a la hora de cerrar la puerta.  Las bisagras se pueden comprar en cualquier ferretería o centro de bricolaje, por unos pocos euros.

En las cocinas, se suelen usar como norma general las bisagras de cazoletas,  por ser más fáciles de instalar. Existen diferentes tipos, tamaños, fabricantes,…  por eso es importante comprar el mismo tipo de bisagra para no tener problemas a la hora de sustituir la nueva bisagra. Mi recomendación sería quitar la vieja bisagra, e ir con ella al centro de bricolaje o ferretería y comprar una igual.

 

Materiales

  • bisagras de cazoleta

Herramientas

  • destornillador de estrella
  • tacha o clavo (en mí caso)
  • martillo (en mí caso)

 

Pasos a seguir

 

Nota: He comprado unas bisagras de cazoletas sin tener en cuenta las que tenía instaladas, y al llegar de la ferretería me he dado cuenta que valen pero tenía que abrir nuevos agujeros por ser otro fabricante distinto. Por este motivo he necesitado de un martillo y una tacha o clavo, además del destornillador.

 

1. Comenzamos por desmontar la puerta de la cocina desatornillando la bisagra vieja.

 

Destornillamos la bisagra de cazoleta tanto del bastidor como de la puerta.

 

2. Al no comprar unas bisagras exactamente iguales, he tenido que abrir nuevos aguejos. El imprevisto me ha cogido sin taladro, con lo que con la ayuda de una tacha o clavo y un martillo he perforado la madera lo suficiente para hacer camino para el tornillo. Previamente he marcado con un lápiz el lugar donde perforar.

 

3. Luego, he colocado el nuevo soporte de bisagra en el bastidor de la cocina con la ayuda de un destornillador.

 

4. A continuación, colocamos la bisagra de cazoleta en la puerta.

 

5. Por último, encaja las bisagras en los anclajes. Este tipo de bisagra lleva un tornillo de ajuste de altura que sirve para ajustar los cierres de las puertas. El tornillo está en el medio del anclaje. Debes mirar cuando ya tengas instalada la bisagra en el anclaje. Si no está bien, mueve el tornillo hasta que lo tengas completamente ajustado. Después atornillalo.

 

6. Y trabajo terminado.

 

En caso de duda, sugerencia,.. no duden en comentar.

Un saludo y hasta el próximo proyecto.

 

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here