El gato hidráulico, ¿para qué sirve?

0
29
gato hidráulico

En los talleres mecánicos como en lo personal, cuando se presenta una avería en un automóvil, los gatos hidráulicos pueden sacarnos de muchos apuros, siendo una herramienta esencial tanto para los profesionales del motor como para las personas que lo llevan en su maletero por si ocurre algún incidente. ¿Pero qué es exactamente un gato hidráulico y para qué sirve? En Tu Taller de Bricolaje te lo explicaremos.

El gato hidráulico y el gato mecánico

El gato hidráulico es una herramienta que se usa para levantar grandes pesos por medio de una pequeña base, que se acciona mediante una palanca o manivela manual. No se debe confundir el gato hidráulico con un gato mecánico.

El gato hidráulico, a diferencia del gato mecánico, se compone de una prensa hidráulica la cual, con la ayuda de diferentes aceites, va empujando un mecanismo que permite la elevación final de una base mediana que puede soportar grandes pesos gracias a su robustez. Al accionar la palanca principal se activa el aceite junto al agua, generando la presión necesaria para elevar la base.

Captura

 

El gato mecánico, por su parte, funciona mediante engranajes y cremalleras, por lo que no puede cargar pesos tan grandes como para los que está diseñado el gato hidráulico; suele ser de menor tamaño y se acciona mediante una pequeña manivela o palanca. Si se cargan con más peso del que pueden resistir, es probable que la palanca se rompa, así como también los engranajes internos del mismo.

Funcionamiento y uso práctico de un gato hidráulico

Los gatos hidráulicos se usan en talleres, industrias, empresas y fábricas en donde necesitan levantar grandes pesos. Uno de los entornos donde es más fácil verlos es en los talleres mecánicos, donde se usan para levantar un vehículo y observarlo por debajo cuando se necesita valorar su estado y hacer las reparaciones pertinentes.

Aunque entre sus ventajas destaca el hecho de que esta herramienta puede soportar el peso durante un tiempo ilimitado, es recomendable colocar algún soporte o seguro debajo del vehículo, para evitar posibles accidentes en el caso de que el gato hidráulico pudiese fallar.

Además de en talleres mecánicos, los gatos hidráulicos también se utilizan en fábricas en las que existen grandes maquinarias a las que se debe realizar un mantenimiento periódico y que, por ello, necesitan ser levantadas para poder observar en qué estado se encuentran.

¿Cómo es exactamente el funcionamiento de un gato hidráulico?

Los gatos hidráulicos comunes poseen una palanca montada en la base del gato, que puede desmontarse para transportar fácilmente la herramienta en el caso de que sea necesario. Para usar un gato hidráulico se debe montar y asegurar la palanca para que se pueda hacer fuerza en ella sin inconvenientes.

Captura1

 

Con la palanca debidamente fijada, el gato hidráulico puede multiplicar hasta 350 veces el esfuerzo que una persona hace al empujar la palanca hacia abajo, solo que este esfuerzo multiplicado va hacia arriba, levantando el vehículo u objeto que necesite ser levantado.

 

Compartir
Artículo anteriorCómo aumentar el aislamiento térmico de una casa para ahorrar
Artículo siguienteLas reformas en una casa nueva
Me gusta reparar y fabricar todo tipo de cosas con distintos tipos de materiales. Tengo muchos proyectos de carpintería en madera, hierro y aluminio, además de proyectos en electricidad, electrónica, fontanería.... Mi idea es inspirar y demostrar que se pueden llegar a hacer y reparar casi de todo. Y siempre que puedo, reciclo materiales para conseguirlo.

Dejar respuesta

Responsable: Domingo Lorenzo Santana Finalidad: Gestionar los comentarios del blog Legitimación: Consentimiento del destinatario Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en el aviso legal.

Please enter your comment!
Please enter your name here

Acepto la política de privacidad

Responsable: Domingo Lorenzo Santana Finalidad: Gestionar los comentarios del blog Legitimación: Consentimiento del destinatario Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en el aviso legal. *