La importancia de tener un buen suelo para tu taller

0
35
La importancia de tener un buen suelo para tu taller

Los espacios de trabajo industriales o aquellos donde se trabaja con maquinaria y herramientas como los talleres, tienen en su suelo una pieza que con el tiempo y el uso se va deteriorando y gastando.

Golpes, uso de maquinaria, materiales de trabajo pesados o la afluencia de un gran volumen de personas desgasta de manera grave las propiedades del suelo volviéndose inestables y muy peligrosos para realizar tareas de trabajo.

Además, no solo el mal estado de los suelos aumenta el índice de peligrosidad y accidentes, un suelo de baja calidad requiere de inversiones en continuas reparaciones y mantenimiento lo que supone un costoso gasto extra.

En la actualidad, dentro del sector de los suelos industriales existen dos tipos de suelos que ocupan un lugar importante en la demanda de muchos usuarios: suelos de PVC y suelos de Epoxi.

Diferencias entre los suelos de PVC y los de Epoxi

Tanto los modelos de suelo de PVC como los de materia epoxi aportan una buena gama de soluciones para suelos de trabajo.

Las diferencias existentes entre ambos suelos decantan la balanza favorable hacia los suelos de PVC por sus mejores características y ventajas para los suelos de trabajo o talleres.

Desventajas de usar suelos Epoxi

Los suelos de Epoxi son una forma fácil de proteger la base de cemento, sin embargo, son más caros e ineficaces a largo plazo.

Se trata un material muy poroso compuesto por una mezcla de cemento, arena, áridos y agua en proporciones específicas que se endurece y adquiere una fuerte consistencia, denominado concreto. Con el paso del tiempo el concreto respira, se agrieta y la humedad puede llegar hasta el suelo y de ahí a la superficie, generándose problemas de graves dimensiones, más si cabe, en suelos de trabajo industriales.

Epoxi también implica trabajar con productos químicos nocivos y peligrosos. En la mayoría de las aplicaciones, el hormigón debe lavarse con ácido antes de la instalación. Un contratiempo importante para entornos de trabajo que deberán de parar la producción.

Por lo general,  las resinas epoxídicas ofrecen una resistencia limitada a los ácidos orgánicos que se encuentran en gran cantidad de alimentos y bebidas, mientras que otros materiales como el PVC tienen una mejor resistencia a la corrosión y a materiales inorgánicos, alcalinos, álcalis orgánicos y solventes.

Ventajas de usar suelos PVC

En cambio, los suelos de PVC poseen una serie de características que hacen de ellos un producto muy versátil y eficaz. Ofrecen una gran variedad de estilos y diseños en sus productos, empresas especializadas como https://www.ecosuelospvc.com/ son un buen ejemplo para comprobar la gran gama de estos productos.

No es tóxico y es de carácter renovable

La principal materia prima de los suelos de PVC es el cloruro de vinilo, un componente no tóxico y de carácter renovable muy amigable con el medio ambiente. Todo suelo de PVC debe estar calificado mediante la norma del sistema de calidad IS09000 y la  certificación de protección ambiental ISO14001.

Fáciles de instalar y resistentes

Son suelos ligeros muy fáciles de instalar, de hecho, para su instalación no es necesario parar la actividad de trabajo de una empresa.

Las baldosas de PVC son resistentes al desgaste, la abrasión (cualidad ignífuga) y el impacto de fuertes golpes, gracias a su elasticidad y alta resistencia superior al impacto, situaciones comunes en talleres y espacios de trabajo profesionales. Esto repercute en una mayor durabilidad en el tiempo, minimizando las labores de mantenimiento.

Minimiza el riesgo de accidentes laborales

Otra ventaja fundamental de los suelos de PVC frente a los de material epoxi recae en su carácter impermeable. Garantizando la no filtración de agua ni de la dañina humedad en la superficie del suelo.

Además la propia composición del material de PVC brinda una condición antideslizante crucial para minimizar el riesgo de accidentes laborales.

Tienen aislamiento térmico y acústico

Por último, los suelos de PVC también proporcionan un excelente aislamiento térmico y acústico, valores clave en un entorno de trabajo profesional.

Los suelos de PVC son una de las mejores elecciones para suelos de garaje o talleres. A las propias cualidades del material PVC se unen la gran facilidad para su instalación y el sencillo cuidado y mantenimiento que requieren este tipo de suelos.

Las características que confirman la idoneidad del suelo de PVC en edificios de trabajo también son válidas para el hogar y satisfacer las necesidades de este nuevo segmento de mercado. Para ello, los fabricantes han lanzado un mayor número de colecciones y diseños para los diferentes gustos del consumidor moderno.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here