Prevención de incendios, ahora más importante que nunca

0
114

Las consecuencias que generan los incendios tanto forestales como urbanos, hacen necesario que se tomen medidas de prevención que minimicen su ocurrencia

El fuego, en términos generales es una reacción química, que se manifiesta en llamas y emisiones de vapor de agua y óxido de carbono. Por su parte, el incendio hace referencia a eventos en los que el fuego se produce de forma descontrolada, el cual se ha generado de manera gradual o instantánea. Los daños y consecuencias que se producen a causas de un incendio pueden ser muy graves desde el punto de vista material y ecológico,  pero también, desde el punto de vista humano pueden generar pérdidas humanas o situaciones de peligro por problemas respiratorios por la inhalación de gases tóxicos y las quemaduras que producen las altas temperaturas.

Tipos y Causas

Los incendios pueden ser urbanos o forestales, dependiendo del lugar en los que se producen. Los incendios forestales, son aquellos que afectan a grandes hectáreas de vegetación, cuyas causas por lo general están relacionadas con la quema de pasto, fogatas, o simple diversión de personas inescrupulosas. Sin embargo, también muchos incendios forestales se originan a causa  de la propia naturaleza cuando se dan altas temperaturas de calor y se combinan con vegetación seca.

Los incendios urbanos, son los que se producen en las ciudades, sus causas son generalmente por cortocircuitos en instalaciones defectuosas, el manejo inapropiado de soluciones químicas o sustancias peligrosos, fallas o falta de mantenimiento de los sistemas eléctricos, como también el mal uso de velas o encendedores. Dentro de esta categoría, se distingue comúnmente entre los incendios domésticos y los comerciales, los cuales en su mayoría se producen por ausencia de sistemas de prevención de incendios.

Un dato importante que se debe tener muy presente, es  que en términos estadísticos los incendios son producidos en un 90% por fuentes de ignición variadas tales como incendios eléctricos, o aquellas producidas debido a roces y fricciones, chispas mecánicas, cigarros, cerillas y fósforos, grandes chispas de combustión e inclusive la ignición espontánea.

Técnicas y sistemas de prevención de incendios urbanos

Una de las mejores herramientas para la prevención de incendios son los detectores de incendios, los cuales se activan ante conatos de incendios y activan otros mecanismos para controlar y extinguir el incendio de forma inmediata. Es muy recomendable, que toda instalación y edificación cuente con sistemas contra incendios, incluyendo  los extintores portátiles, los cuales al tener un peso máximo de 20kg permite su rápido uso y un fácil traslado y manipulación.  Así mismo, es conveniente instalar sistemas de alarmas para incendios, pues ellas permiten notificar a las autoridades rápidamente y prevenir a los vecinos que pudieran estar en riesgo.

Entre las mejores formas de terminar con el fuego nos encontramos las siguientes:

  • Eliminación: se basa en cortar la alimentación del fuego de fugas de combustibles, sean estas, líquidas o gases.
  • Enfriamiento: básicamente, es actuar sobre el calor. Disminuyendo su temperatura por debajo de la temperatura de ignición.
  • Sofocación: es actuar sobre el comburente. Disminuyendo la presencia de oxígeno en el aire.

Adicionalmente, en la actualidad se han logrado avances en el desarrollo de los materiales de protección contra los incendios y se ha evolucionado en el desarrollo de diversas herramientas como por ejemplo el mortero ignífugo proyectado.  Los usos de morteros de lana de roca proyectado sobre techos, estructuras horizontales o vigas de hierro permiten establecer barreras eficaces entre el fuego y los elementos que se necesite o se quieran proteger, generando una protección pasiva contra el fuego, impidiendo en caso de ocurrencia su propagación a otras zonas, ya que evita la conductividad térmica que se puede generar cuando estas estructuras son expuestas a altas temperaturas.

Otra de las características y ventajas de este material de protección contra el fuego, es que se usa para lograr el aislamiento térmico de la construcción lo que evita que el fuego pueda alcanzar ciertos espacios o que se continúe propagando.

Un novedoso material  de protección contra el fuego, es el Tecwool T o TecwoolF, el cual se conoce como mortero proyectado de lana de roca y cemento, su uso se basa específicamente para la protección contra el fuego de todo tipo de estructuras y paramentos que se presenten en construcción.

Grandes incendios que marcaron a la humanidad

Se consideran como grandes incendios forestales, aquellos que abarcan una superficie mayor a 10.000 hectáreas. En ese sentido, se pueden mencionar como ejemplos, el gran incendio en los bosques de Siberia en el año 2003 que afectó 68.349 hectáreas, es decir, más que el territorio de Lituania. En los Estados Unidos, el incendio del año 2000, el cual estados como Alaska, Idaho, Montana, Nevada, Nuevo México y Oregón fueran gravemente afectados. También es conocido como un gran incendio forestal, el que se desarrolló en España, en la Comunidad Autónoma de Extremadura durante el año 2003 que terminó afectando 35.844 hectáreas de territorio, es decir, que de haber ocurrido en Bélgica hubiese afectado todo el territorio de ese país.

Durante el siglo XXI, se han podido registrar más de siete millones de incendios que han traído como consecuencia múltiples pérdidas humanas, lo cual por supuesto es el mayor coste y el más frecuentes que ocurre con los incendios, cuando estos son urbanos.  Otro gran coste es el económico, los cuales se expresan, en grandes daños materiales, pérdidas de materias primas, muchos de estos incendios han arruinado a muchas personas y en muchos casos han constreñido a los gobiernos a subvencionar ayudas a los afectados. Frente a esta realidad, se impone la necesidad de promover una cultura de prevención, pues es la mejor forma de evitar pérdidas humanas y materiales.

Sin lugar a dudas, el fuego es un elemento muy peligroso, que al propagarse descontroladamente puede causar grandes pérdidas humanas, económicas y naturales, por tanto, siempre es recomendable estar informado de cuáles son las mejores formas de evitar incendios como también las herramientas que nos protegen en situaciones tan peligrosas y desesperantes que puede causar un incendio.

Lo mejor y más recomendable en materia de incendios es la prevención, la cual sin duda implica la inversión de recursos, pero sin dudas es mejor tener los implementos de detección y extinción de incendios, pues con ello se minimiza los riesgos sobre importantes pérdidas materiales y, por ende, económicas y de pérdidas humanas.

 

Compartir
Artículo anteriorCómo cambiar la tapa del WC normal por amortiguada
Artículo siguienteLa importancia de contratar una empresa de reformas integrales
Me gusta reparar y fabricar todo tipo de cosas con distintos tipos de materiales. Tengo muchos proyectos de carpintería en madera, hierro y aluminio, además de proyectos en electricidad, electrónica, fontanería.... Mi idea es inspirar y demostrar que se pueden llegar a hacer y reparar casi de todo. Y siempre que puedo, reciclo materiales para conseguirlo.

Dejar respuesta

Responsable: Domingo Lorenzo Santana Finalidad: Gestionar los comentarios del blog Legitimación: Consentimiento del destinatario Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en el aviso legal.

Please enter your comment!
Please enter your name here

Acepto la política de privacidad

Responsable: Domingo Lorenzo Santana Finalidad: Gestionar los comentarios del blog Legitimación: Consentimiento del destinatario Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en el aviso legal. *