¿Cómo colocar azulejos en el baño?

0
71
cómo colocar azulejos en el baño

Atrévete a reformar tu sala sanitaria al mejor estilo de los profesionales. Para que lo logres, aquí te enseñamos paso a paso cómo colocar los azulejos en el baño de forma fácil, para que así puedas ahorrar tiempo y dinero en el rediseño de uno de los espacios más importantes del hogar.

Materiales, herramientas y equipo de seguridad

Al momento de elegir los materiales asegúrate de que sean de la mejor calidad posible, ya que solo así podrás garantizar la duración del trabajo realizado. Con respecto a las herramientas y equipos de seguridad, debes tenerlos todos disponibles antes de comenzar a alicatar.

Materiales

  • Azulejos
  • Crucetas de plástico
  • Cantoneras
  • Cemento cola
  • Pasta para juntas

Herramientas

  • Cortador de azulejos o sierra
  • Taladro
  • Varilla mezcladora
  • Paleta dentada
  • Paleta plana
  • Maza de goma
  • Nivel (de burbuja o láser)
  • Martillo
  • Cincel
  • Esponja

Equipos de seguridad

  • Gafas protectoras
  • Guantes de trabajo
  • Casco

Guía paso a paso para colocar azulejos en el baño

Sigue estos pasos para poner azulejos en tu baño al estilo de los profesionales:

Paso 1. Toma las medidas y compra los nuevos azulejos

Para determinar la cantidad de metros cuadrados de azulejos que debes comprar para alicatar debes tomar las medidas de tu sala de baño de la siguiente manera:

  • Paredes: Altura pared (m) x Ancho pared (m) = m2 pared
  • Suelos: Ancho suelo (m) x Largo suelo (m) = m2 suelo

En el caso de las paredes, al resultado final debes restarle el área ocupada por puerta y ventanas, para ello multiplica el largo por el ancho de estos elementos y luego haz la resta y, así obtendrás los metros cuadrados que necesitas. Una recomendación importante es comprar un poco más de la cantidad requerida, para poder responder en caso de que se rompan algunas piezas.

Una vez obtenidas las medidas definitivas, puedes ir a la tienda a elegir el modelo de azulejos que más te guste y posteriormente ordenar la cantidad de metros cuadrados requeridos. Al momento de comprar los azulejos, también debes comprar el resto de materiales a utilizar.

Paso 2. Despega los viejos azulejos y prepara la superficie

En caso de que el baño a reformar tenga azulejos viejos, ayúdate con un martillo y un cincel para irlos quitando rápidamente. No olvides utilizar los elementos de seguridad correspondientes para evitar accidentes.

Una vez finalizado todo este proceso debes limpiar muy bien toda el área y seguidamente preparar la superficie, ya que esta debe estar lo más prolija posible. En caso de que la superficie tenga muchas irregularidades es obligatorio nivelarla con la aplicación de una capa de mortero.

Paso 3. Prepara el cemento cola

Antes de comenzar a colocar los azulejos hay que preparar el cemento cola, para lo que es preciso seguir las instrucciones del fabricante. Para obtener una textura adecuada y garantizar que los elementos del cemento cola se mezclen homogéneamente, es recomendable usar un taladro con una varilla mezcladora. En caso de no tenerla, debes mezclar manualmente con bastante vigorosidad.

Paso 4. Comienza a pegar los azulejos

Lo primero que debes hacer es aplicar el cemento cola en la pared. La cantidad debe ser generosa y debe esparcirse con la ayuda de una paleta dentada. Haz movimientos de izquierda a derecha y de abajo hacia arriba. La capa de cemento cola debe ser uniforme.

En la parte posterior del azulejo también debes aplicar un poco de la mezcla. En esta ocasión la cantidad es más reducida y la capa de ser fina y uniforme. Instala la primera pieza y asegúrate de que haya quedado derecha, para ello puedes ayudarte de un nivel de burbuja o de un nivel laser, el que tengas.

Para la fijación del azulejo, debes ir golpeándolo suavemente con un mazo de goma. Debe ser de este material para evitar rallar o romper la pieza.

Para seguir colocando el resto de las piezas debes empezar a usar las crucetas de plástico, ya que te ayudarán a conseguir la misma separación entre azulejo y azulejo. Coloca las crucetas en los extremos de la baldosa y sigue colocándolas en orden.

Paso 5. Coloca las cantoneras

Cuando te topes con una esquina lo ideal es instalar cantoneras para azulejos. Estas piezas no solo sirven para darle un acabado mucho más estético y profesional al alicatado, sino que cumple funciones importantes; como por ejemplo crear juntas simétricas, impedir que se rompan los bordes de las piezas, proporcionar un sello estanco en las esquinas y por ende, evitar que entre la pared y el azulejo se deposite humedad, agua, polvo y más.

Estos perfiles para azulejos pueden ser de plástico, cerámica o metal. Elige el que más te guste y te convenga.

Paso 6. Corta los azulejos

Es necesario cortar los azulejos que van alrededor de las piezas sanitarias, grifería, puertas, ventanas y esquinas. Para ello ayúdate de un cortador de azulejos, de una sierra o de un taladro. En nivelacionceramica.com podrás encontrar las herramientas y discos te corte para conseguir resultados precisos.

Antes de cortar puedes dibujar en la parte posterior de la pieza la forma requerida y luego colócala sobre una pieza estable y que pueda dañarse, así obtendrás un corte lo más exacto posible.

Paso 7. Aplica la lechada

Cuando ya hayas cubierto toda la superficie de tu baño con los azulejos y el trabajo se haya secado, entonces ha llegado el momento de los detalles finales, siendo el más importante de estos la aplicación de la lechada, la cual consiste en la aplicación de pasta para juntas que sirve para sellar el trabajo y para dar un acabado más estético.

En este caso, debes preparar la pasta según las instrucciones del fabricante y quitar todas las crucetas de las uniones, luego aplica la mezcla sobre los azulejos y con la ayuda de una paleta plana ve esparciendo el material, mientras verificas que penetre muy bien entre las uniones.

Paso 8. Limpia la superficie

Por último debes asegurarte de limpiar muy bien la superficie para eliminar restos de lechada y otros materiales. Debes limpiar cuando ya la pasta para juntas se haya secado por completo. Es recomendable hacerlo con una esponja suave, para así evitar rallar los azulejos.

Cuando hayas terminado la limpieza, podrás descubrir una sala de baño reformada que lucirá como nueva.

 

Compartir
Artículo anteriorVentajas de instalar una puerta seccional en tu domicilio
Artículo siguiente¿Por qué tener un compresor de aire en casa?
Domingo Lorenzo Santana
Me gusta reparar y fabricar todo tipo de cosas con distintos tipos de materiales. Tengo muchos proyectos de carpintería en madera, hierro y aluminio, además de proyectos en electricidad, electrónica, fontanería.... Mi idea es inspirar y demostrar que se pueden llegar a hacer y reparar casi de todo. Y siempre que puedo, reciclo materiales para conseguirlo.

Dejar respuesta

Responsable: Domingo Lorenzo Santana Finalidad: Gestionar los comentarios del blog Legitimación: Consentimiento del destinatario Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en el aviso legal.

Please enter your comment!
Please enter your name here

Acepto la política de privacidad

Responsable: Domingo Lorenzo Santana Finalidad: Gestionar los comentarios del blog Legitimación: Consentimiento del destinatario Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en el aviso legal. *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.